Pérdida del afecto natural

En un evento de dimensión mundial celebrado en un país latinoamericano, donde estuvimos presentes, al presentar la doctrina que da garantías de salvación a los que mueren en pecados dominantes, incluyendo el suicidio, se produjo gran confusión. Los maestros de esta herejía sabían del trauma que habían causado a muchos por sus venenosas afirmaciones, y en lugar de mostrar empatía y presentar una disculpa, aunque fuera de cortesía humana, porque eran sus invitados, fueron crueles y estrujaron limón agrio en la herida.

Tengo en mi mente un cuadro claro y dramático de lo que allí ocurrió. Personas se movían de un lugar a otro buscando alguna explicación de lo que allí se había dicho. Recuerdo a una fiel hermana que me emplazaba enérgicamente para que dijera algo o por lo menos protestara por semejante torpeza. Ella fue a uno de los organizadores y este la abrazó y le prometió que se daría alguna explicación. Pero, como en la Alemania nazi, mostrar un ápice de duda era ceder; lo que el anfitrión del evento hizo fue ratificar de una manera más enérgica lo que los teólogos del Norte habían declarado con tanta seguridad. Como él fue “hipnotizado” con esta doctrina, así nos intentó “hipnotizar” a todos. Un miembro de una iglesia local le confesó con humildad a su pastor: “Cuando escuché esta doctrina, lo que usted me había enseñado se me salió”. Esto es renovación perversa. Para estos líderes religiosos su convicción del suicida “cristiano” que va al Cielo era más importante que el amor. Detrás de esta perversa doctrina está el orgullo y detrás del orgullo el diablo. Pero como bien escribiera un paladín de la fe: “Nunca habrá paz hasta que la verdad consiga la victoria” (1).

Los entendidos entenderán

Solo los que fueron inducidos, como en la Alemania nazi, no reaccionaron espantados ante una herejía tan antihumana.

Cientos de personas han mostrado su reacción ante esta nociva enseñanza y nos han escrito mostrando su indignación. He aquí algunas de sus reacciones (sus nombres han sido omitidos):

“Vi el vídeo de la actividad donde se expresa ese punto de vista sobre el suicidio, y me quedé pasmado, pues no me esperaba tal conclusión.”

“A propósito, ningún cristiano, aun frente a la persecución y martirio, optó por el suicidio.”

“No es posible, bajo ninguna circunstancia, entregar un mensaje en el que se deje la ‘idea’ a los oyentes de que el suicidio es una opción…Muy peligroso. El mensaje siempre debe llevar al oyente al arrepentimiento, sea cual sea el tema.”

“¡No puedo creer lo que escucho!  Y ese creyente que se suicida va directo al Cielo y deja a sus hijos, esposa y familia en una crisis aquí en la Tierra. Y ese creyente que se suicida, ¿cuándo se arrepintió para ser perdonado? ¿Antes de suicidarse o después de suicidarse? Los homicidas no entran al reino de los cielos, tampoco el que lo comete contra su propio cuerpo. ¡Qué barbaridad! hasta dónde llega un ser humano (EL PREDICADOR) por defender su doctrina. Pueden enviar a miles diariamente al infierno con esa enseñanza.”

“Hermano, el mismo Job dijo: ‘¿Porqué quitaré yo mi carne con mis dientes, y tomaré mi vida en mi mano? He aquí, aunque él me matare, en él esperaré’(Job13:14). Así que esa debería ser nuestra respuesta como cristianos.”

“La Iglesia es columna y baluarte de la verdad. Y Job no optó por el suicidio, aunque su mujer se lo sugirió.”

“En mi opinión, un cristiano que se suicida no es verdaderamente cristiano, un verdadero cristiano que cae en depresión sabe perfectamente lo que Dios dice respecto al suicidio y no buscará la muerte como salida, sino que usará esas aflicciones para acercarnos más a Dios. Si Dios permitiría el suicidio, ¿no lo hubiera escrito en su Biblia? Él nos pide que seamos fuertes y los ojos puestos en Jesús.”

“¿Dónde está su esperanza? ¿Acaso la gracia de Dios es licencia para pecar? ¿En qué momento esa persona que se suicida confesará su pecado para ser perdonado? Si confesamos nuestros pecados Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados…Es como decir: ‘Perdón Señor, pero ahora quiero ver pornografía y veo pornografía’. NO. Te lo dice una persona a la que Dios libró de la pornografía… la gracia de Dios no es licencia para pecar. Un cristiano que se santifica, ¿cómo es posible que se suicide? ¿Acaso viste alguna vez a un santo de Dios en la Biblia que se haya suicidado?”

“El suicidio es lo peor y lo último que puede hacer el hombre; quedando sin lugar y tiempo para el arrepentimiento.”

“No entiendo cómo un cristiano verdadero va a llegar al punto de suicidarse. ¿No dice que con Dios todo problema tiene solución? ¿Cómo un cristiano se puede suicidar? Dice Dios: ‘Si alguien destruye al templo del Espíritu Santo, Dios le destruirá a él.’”

Nota: El anfitrión es el Dr. Miguel Núñez

Tomado del libro “La nobleza de Dios: Vivir o morir”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s