Ganar o perder no es el punto, ya él ganó

Me siento privilegiado. Soy testigo activo de lo que Dios con poder está haciendo hoy por medio de su sabia providencia. Estoy fascinado. Es como si leyera la historia de los reyes de Israel o la historia de los tiempos de cautiverio en días de Daniel o la reina Ester en donde Dios mostró su soberanía e ironía. Un hombre ha sido levantado con poder para vergüenza de las naciones y de los apóstatas: Provida, promatrimonio y amante del pueblo de Dios, un pueblo tan odiado por causa del pacto divino. Este hombre no está solo. Todos contra él, pero Dios con él. Ni a los ateos ni a los apostatas les creo aun cuando tengan apariencia de piedad. Los medios de comunicación son ateos y los pseudos pastores son apóstatas. Ganar o perder no es el punto, ya él ganó. Las huestes del mal dentro y fuera del campamento santo fueron descubiertas, sus faldas fueron levantadas y se descubrió su vergüenza. El diablo luce desesperado. Me siento feliz en este día al saber que la mano de Dios no se ha acortado y que no estamos solos, Dios cumplirá fielmente su propósito y que tanto aquí como en el día del juicio final los malos serán aplastados y la gloria de Dios resplandecerá juntamente con aquellos que no se avergonzaron de padecer por causa de la justicia y la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s